Edificios inteligentes

Otro de los conceptos referidos al estilo de diseño y operación de edificios, es el de “edificio inteligente”. Si bien esta noción cuenta con varias décadas en existencia, es aún hoy materia de debate entre los expertos el establecer una definición concisa y de aceptación masiva en la industria. En líneas generales, se puede decir que un “edificio inteligente” es aquel que cuenta con un manejo integrado, eficiente y efectivo de sus sistemas, estructura, servicios y administración, con un enfoque orientado al usuario y al empleo de la tecnología.

Durante los años ’80, la idea se refiere fundamentalmente a la maximización del área ocupada y al uso eficiente de los recursos, a la vez que en Japón se comienza a considerar a la electrónica y la automatización como pilares fundamentales de la operación de un edificio.

Hacia finales de la década del ’90 empieza a discutirse la sustentabilidad como eje central en el diseño de los edificios inteligentes. No sólo la incorporación de tecnología en la administración de los servicios sino también para garantizar el uso racional de los recursos, fundamentalmente la energía y el agua. La noción de “edificio verde” se integra al edificio inteligente, y se establecen estándares de buenas prácticas y recomendaciones, como BREEAM y LEED.

La expansión del uso de internet a todos los aspectos diarios de la vida durante los últimos años, mediante el uso de dispositivos inteligentes y el surgimiento de la “Internet de las Cosas” como un concepto que engloba el control de artefactos en forma remota, ha derivado en la intención de interconectar todos los servicios involucrados en la operación de un edificio de forma tal que el monitoreo, análisis y control de su funcionamiento se encuentre a cargo de computadoras. De esta manera, se eliminaría completamente la intervención humana en la operación de un edificio a lo largo de su vida útil.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *